¿Por qué las marcas prefieren a los Influencers?

2017-09-22

Hace algunos días, la modelo Kendall Jenner publicó un Boomerang en su Instagram donde se aprecia la frase “Welcome to the family” junto a las características tres rayitas de la marca Adidas. Todo eso, causo un revuelo en Social Media, entre seguidores que la apoyan y algunos qué se preguntan por qué Adidas usaría a una modelo en lugar de una deportista. Todo esto tiene una razón. Se llama “Marketing”. Y es que, Adidas no ha sido la primera marca en dar un cambio tan importante, tenemos a Puma que también firmó un contrato con la menor de las Jenner, Kylie. Pantene, que nombró a Selena Gómez como su embajadora, Nike que acaba de firmar con Bella Hadid y muchas más que siguen el camino… entonces, ¿qué pasa? ¿las marcas han estado escogiendo al azar celebridades famosas, sin importar su conexión con el producto? Pues no. Las marcas están cayendo en cuenta de la importancia de las RRSS, y de la influencia especial que tienen algunas personalidades en las opiniones de sus seguidores. Pero, ¿cómo medir la influencia de una persona en Social Media? Podríamos usar algunas aplicaciones tales como Klout y Kred, o empezar una investigación personal, midiendo las estadísticas de nuestro influencer preferido, tipo de contenido que suele publicar y el engagement que causa en sus seguidores. Otra de las confusiones que surgen en este tema, es la de suponer que toda celebridad es por ley un influencer. ¡NO, NO! Nada más alejado de la realidad. Es importante considerar que no todos los cantantes o personas que vemos en TV, o haciendo lo suyo en Internet, tienen esta “Influencia”. El verdadero influenciador puede ser una persona común que ha estado generando excelente contenido y ganando seguidores, un Youtuber, o hasta un Blogger. Nuestra opinión personal como manejadores de marca, es que consideramos que los influencers son una excelente opción para las empresas que desean otorgarle más credibilidad y visibilidad a sus productos o servicios. ¡Pero ojo! Es importante que estudies muy bien el personaje que contratarás como embajador de tu marca. Recuerda que su imagen, ahora será tu imagen también. ¡Mucha suerte!